biografía [d] carolina otero: la reina de la postal española

scan10073-x

Carolina Otero (1868-1965), más conocida como La Belle Otéro, fue una de las más importantes artistas del espectáculo en el alegre París de finales del siglo XIX y comienzos del XX. También tuvo fama de  cocotte, que es como llamaban en Francia a las prostitutas de lujo, y fue comparable a la de otras que también pertenecieron al mundo del espectáculo, como Cléo de Mérode (1875-1966), Sarah Bernhardt (1844-1923) o Liane de Pougy (1869-1950) y, como ellas, tuvo una vida singular además de longeva. Sigue leyendo

Anuncios

XI- LAS POSTALES “ESPAÑOLAS” DE A. TARIDE

Scan10022 xxx

En diciembre de 2013 falleció el multifacético coleccionista francés Philippe Bournazel, más conocido como Collyon. Sus colecciones de cromos, de botellas de Cocacola, de muñequitos de Kinder Sorpresa, de pin’s publicitarios y de eventos deportivos, de papeles secantes… estaban formadas por cientos y, en ocasiones, miles de objetos. Sigue leyendo

IX.- DÜMMATZEN Y LAS POSTALES NOCTURNAS DE HAMBURGO

     La ciudad de Hamburgo, donde había nacido el editor Pablo Dümmatzen hacia 1878, era a finales del siglo XIX una de las grandes poblaciones industrializadas de Alemania. Como muchas ciudades de este país, además de otras cuantas centroeuropeas, debió ser foco importante de empresas de artes gráficas. Cuando Pablo Dümmatzen edita sus primeras postales en España no deja de ser un pionero aquí, mientras que en su tierra estaban ya muy acostumbrados a la impresión y al comercio de las tarjetas postales. Sigue leyendo

VIII.- LA FERIA EN LOS SÓTANOS DEL PALACIO

Scan10328 xLa Exposición Universal de París celebrada en 1900 pretendió ser el gran acontecimiento que, a las puertas del siglo XX y en la por entonces capital del mundo, mostrara al mismo los grandes adelantos industriales, científicos…  de la época, y las creaciones artísticas más importantes que se estaban realizando. También quiso convertirse durante los casi siete meses que duró (del 14 de abril al 12 de noviembre) en el lugar más importante dedicado  a la diversión y al ocio tanto para los parisienses como para los millones de visitantes que se esperaban. Cartófilamente, los más de cuatro mil modelos de postales que se imprimieron sobre la muestra es, posiblemente, la mayor cantidad hecha jamás sobre un evento en el mundo, además de ser superior a los que se publicaron en todas las poblaciones de España en ese mismo año. Sigue leyendo

VI.- “Cadiz. Ayuntamiento. Plaza de Isabel II”.

Scan10050 xxUna de las grandes curiosidades por satisfacer de la antiguas postales litográficas con vistas de ciudades españolas, impresas generalmente en países centroeuropeos, es saber cuáles fueron las fotografías que tomaron como referencia los litógrafos para digujar las piedras con las que harían las impresiones. Ese interés es extensible, por lo tanto, a las postales transparentes que editó en el año 1900 Pablo Dümmatzen, impresas en Alemania (su país de nacimiento), y que al observarlas al trasluz recreaban escenas nocturnas o de atardeceres. Sigue leyendo

15.- LA ALHAMBRA OPACA Y TRANSPARENTE

dum 1a xGranada tuvo la suerte de ser una de las ciudades que Pablo Dümmatzen seleccionara a la hora de editar en 1900 su prestigiosa serie de postales transparentes. Tal colección se componía de once modelos, con vistas de Córdoba, Jerez de la Frontera, Cádiz, Málaga, Sevilla, Tánger, Madrid (estas tres últimas ciudades con dos postales distintas cada una) y la citada de Granada. Como ocurrió con otros editores nacionales y europeos, las postales con imágenes de Tánger estaban incluidas dentro de sus series españolas. Sigue leyendo

HEMEROTECA 3: LA GIRALDA DE PARÍS (1900)

[4]

“No se trata en manera alguna de cerrar la Exposición hasta que esté del todo terminada, a pesar de la campaña emprendida por el periódico Le Soir, el cual sostiene que constituye un verdadero fraude hacer pagar la entrada en un certamen artístico o industrial donde nada se exhibe, a no ser edificios, muchos e incompletos, y jardines intransitables, entre nubes de polvo y yeso. Sigue leyendo

HEMEROTECA 2: ¿RÉQUIEM POR LA TORRE EIFFEL? (1900)

parís   “Ante la ruina o demolición de las construcciones que tanto se han admirado, preguntan hoy los miles de paseantes curiosos que pululan por los alrededores de la Exposición [Universal de París de 1900]: ¿Qué destino se va a dar a los dilatados espacios de terreno donde se alzaron tantos edificios, ya en el Campo de Marte, ya en la Explanada de los Inválidos? […] Solo se salvarán de la demolición el Petit Palais, cedido por el Estado al Ayuntamiento; el Grand Palais; el puente de Alejandro III, que ha costado 8 millones de francos, y las elegantes galerías-estufas o serres, diseñadas y construidas por Mr. Gautier, que se alzan en la orilla derecha del Sena, entre el pabellón de la ciudad de París y el de los Congresos. Todo lo demás caerá, incluso la colosal y ponderada Galería de las Máquinas, maravilla de las construcciones de hierro de la Exposición de 1889, como desaparecerá de aquí a nueve años, o antes, la famosa torre Eiffel, cada día menos visitada, y cuyo cuidado y conservación cuestan muy caros y son ya un mal negocio para sus propietarios”. Sigue leyendo

biografía [b] paul déroulède: un conspirador en san sebastián

déroulède 1bDentro de la tarjetografía postal española de comienzos del siglo XX son muy pocos los personajes que pueden presumir de que su imagen haya aparecido impresa en unas cuantas de esas cartulinas. Y formando parte de ese pequeño círculo de protagonistas cartófilos hispanos curiosamente está Paul Déroulede (1846-1914), un escritor y político francés, antisemita, ultranacionalista y agitador de masas, que en 1899, tras el repentino fallecimiento del presidente Félix Faure, pretendió dar un golpe de estado en Francia alentando a los militares. Al poco fue acusado de nuevo de conspirar contra la República francesa, por lo que sería encerrado en prisión y posteriormente condenado por el Senado (convertido en Tribunal Supremo) a diez años de destierro el 4 de enero de 1900. Sigue leyendo

II.- “Exposition Universelle de 1900. Le Palais de l’Espagne”.

La Exposición Universal de París de 1900 pretendió ser el mayor acontecimiento de divulgación comercial, industrial, cultural y de ocio del mundo, que sirviera de gran colofón del siglo XIX y señalara el comienzo de un optimista nuevo siglo, en un momento de paz entre las potencias europeas.  A los pabellones construidos por la organización dedicados, por ejemplo, a la navegación, a la horticultura o a la electricidad, se sumaron grandes atracciones como la Grand Roue (una noria gigante) o el Trottoir Roulant (un camino móvil que hacía un recorrido de más de tres kilómetros dentro del recinto de la exposición). Se idearon varios barrios temáticos (Le Vieux Paris, Andalousie au Temps des Maures… ) como zonas de ocio, y numerosos restaurantes y quioscos abastecieron de comida y bebidas a los asistentes. Sigue leyendo