16.- EL OTRO NOMBRE DE LA TORTAJADA

Scan10273 b xLa vida de las vedettes más importantes del espectáculo, que actuaron en París, en Londres o en las más importantes capitales de Europa cuando iba a comenzar el siglo XX, estuvo siempre llena de misterios. Y ellas mismas acrecentaron estas historias, posiblemente en muchas ocasiones inventadas, en las que eran protagonistas habituales los magnates, reyes y personajes de la realeza y de la aristocracia, que pasaban por sus camerinos con joyas y valiosos regalos. Sigue leyendo

Anuncios

V.- “San Sébastian. Villa Alta, residencia de M. P. Déroulède”.

Scan10070 xx

En el primer lustro del siglo XX vivieron en San Sebastián los franceses Paul Déroulède (diputado nacionalista y escritor, además de jefe de la Liga de los Patriotas) y su mano derecha Marcel Habert (también diputado), condenados a diez y cinco años de destierro respectivamente por intentar un golpe de estado contra la III República francesa. Como no se identificaban ideológicamente con los otros acusados en el mismo complot, evitaron que su ostracismo transcurriera en Bruselas, donde se suponía que se iban a desplazar el resto de condenados, por ser la capital europea más próxima a París. De hecho, era en la frontera belga donde la policía de Francia abandonaba a su suerte a los condenados al ostracismo, como así le pasó a Déroulède la madrugada del 5 de enero de 1900 y a Habert un mes y medio después.
Sigue leyendo

8.- JUAN AMAYA Y EL PHOTOSHOP 0.0

STE 008 bis intSe ríe mucho el Cartófilo Empedernido cuando le escucha a alguien hablar del Photoshop como si nunca nadie, antes de su creación, hubiera podido manipular una fotografía. No saben que desde hace muchos años es posible rejuvenecer a las personas, o ubicarlas en otro lugar, o eliminarlas en unas imágenes en las que resulten ser innecesarias, tal vez, por antiestéticas, o por cualquier otro motivo. Sigue leyendo

1.- ¿LA FOTOGRAFÍA MÁS ANTIGUA DEL MUNDO?

foto blog 2

Paulino Ventura Traveset (instalado en la calle Mesones, 52) fue el impresor, y seguramente también el editor, de esta tarjeta postal, impresa tipográficamente, y que debe pertenecer a una amplia serie (si nos atenemos a su numeración, la 41) que, sin embargo, no dudaría en decir que bastante desconocida, pues no es nada fácil localizar los ejemplares que la componen. Puede que fuera la gran serie editada y publicada en Granada durante el año 1900 o un poco antes, pero que debió tener una tirada y difusión bastante reducida como para que ahora sea muy difícil encontrar ejemplares, y mucho más que hayan circulado por el correo.  En este tiempo, generalmente las postales con vistas de Granada se imprimían en fototipia o en fotocromía, y solían ser importantes empresas de artes gráficas madrileñas o centroeuropeas quienes las imprimían, con unos niveles de calidad muy altos. El tamaño de esta postal (10×14,6 cm.), superior a lo que ya por entonces estaba estandarizado, nos acercaría a la posibilidad de que esta colección fuera impresa en los últimos años del siglo XIX, aunque en el laborioso catálogo de Martín Carrasco Marqués sobre las postales españolas decimonónicas no aparezca reseñada, seguramente por las razones que dije de tirada y difusión.

La imagen que incluye es una vista de la calle Reyes Católicos, pero cuando el río Darro aún no estaba cubierto, cosa que ocurriría en el último cuarto del siglo XIX. Esta era la zona a la que se refería el popular dicho granadino: “Eres más feo que el revés del Zacatín”, pues era a donde daban las fachadas traseras de las viviendas y negocios de esa importante calle comercial, además de donde acababan depositadas las inmundicias originadas en esos edificios vecinales, en los que a veces había en sus bajos algún que otro fabricante de objetos que originaban deshechos que hoy se considerarían altmente contaminantes.

No suele ser habitual que la imagen fotográfica de una postal antigua no sea más o menos contemporánea a la fecha de su impresión. Así, por ejemplo, Hauser y Menet, cuando iba reeditando sus postales, muchas veces fue cambiando de placa fotográfica, seguramente por una de más reciente realización. Una excepción ocurrió con los archivos de Jean Laurent que, aunque fallecido en 1886, sus fotografías fueron reproducidas en postal a partir de 1901 por su sucesor José Lacoste.

La fotografía a partir de la que Ventura elaboró este fotograbado aparece reproducida en la página 30 del catálogo Granada. Memoria de un cambio de siglo, acompañándola el siguiente texto: “Cauce del Darro, entre la Plaza del Carmen y el Puente de San Francisco (ca. 1870)”, sin venir nada de su autoría. Una fotografía del mismo lugar, pero tomada desde más atrás y con un encuadre horizontal también aparece en este mismo libro, en la página 110.

Pero lo que sorprende más de esta importantísima postal granadina es su título: “La calle Reyes Católicos en 1820”. Si hemos de considerar como muy cierta la datación de esta imagen que se hace en el catálogo citado (de la exposición celebrada entre noviembre de 2000 y enero de 2001 en la salas de Cajagranada), refrendada por su comisario Javier Piñar Samos (gran experto en la fotografía antigua granadina), si alguien tuviera la tentación de creerse la fecha que viene escrita, puede echar mano de cualquier manual de historia de la fotografía, pero no local, sino mundial, pues por ella sabrá sólo hojeando los primeros capítulos que la invención de la fotografía se hizo pública en 1839. Es verdad que de fecha anterior se conoce alguna prueba hecha por Joseph Nicéphore Niépce, utilizando como material sensible el betún de Judea, pero la más antigua, que es una vista desde una ventana hecha en Le Gras, está datada oficialmente en 1826. Por lo tanto y desgraciadamente, esta vista del histórico río de Granada para nada formará parte del origen de la fotografía mundial.