20.- EL ATUENDO DEL FALSO REY CALÉ

Scan10054 x

La pinta que tuvo Mariano Fernández Santiago, conocido en su tiempo por todos los granadinos como Chorrojumo, durante sus paseos laborales por la Alhambra fue más o menos siempre la misma. Tenía chaqueta corta oscura, a veces con gruesos botones, encima de una camisa blanca con chorreras, sobre la que se liaba una faja que también ocultaba la parte superior del pantalón también oscuro, que le llegaba hasta las rodillas. Sigue leyendo

Anuncios

IX.- DÜMMATZEN Y LAS POSTALES NOCTURNAS DE HAMBURGO

     La ciudad de Hamburgo, donde había nacido el editor Pablo Dümmatzen hacia 1878, era a finales del siglo XIX una de las grandes poblaciones industrializadas de Alemania. Como muchas ciudades de este país, además de otras cuantas centroeuropeas, debió ser foco importante de empresas de artes gráficas. Cuando Pablo Dümmatzen edita sus primeras postales en España no deja de ser un pionero aquí, mientras que en su tierra estaban ya muy acostumbrados a la impresión y al comercio de las tarjetas postales. Sigue leyendo

15.- LA ALHAMBRA OPACA Y TRANSPARENTE

dum 1a xGranada tuvo la suerte de ser una de las ciudades que Pablo Dümmatzen seleccionara a la hora de editar en 1900 su prestigiosa serie de postales transparentes. Tal colección se componía de once modelos, con vistas de Córdoba, Jerez de la Frontera, Cádiz, Málaga, Sevilla, Tánger, Madrid (estas tres últimas ciudades con dos postales distintas cada una) y la citada de Granada. Como ocurrió con otros editores nacionales y europeos, las postales con imágenes de Tánger estaban incluidas dentro de sus series españolas. Sigue leyendo

IV.- “Algeciras. The Hotel Reina Cristina”.

Las tarjetas postales con vistas de Algeciras impresas durante las dos o tres primeras décadas del siglo XX son de una peculiar singularidad. Baste saber, por ejemplo, que un 90 por ciento de ellas se publicaron con imágenes horizontales de la población campogibraltareña.  La explicación, aunque parezca burda, era la casi ausencia de monumentos históricos o artísticos por entonces. Algeciras había sido destruida por completo en el siglo XIV, no volviendo a recuperar su vitalidad hasta comienzos del siglo XVIII, cuando fueron a vivir allí aquellas familias que abandonaron Gibraltar porque no quisieron compartir sus vidas con los ingleses que se acababan de anexionar el Peñón. Sigue leyendo

13.- SEÑÁN VERSUS GARZÓN

S 10230 x

Una peculiaridad que tuvo la fotografía de Granada hacia el año 1900 es que se generó un nuevo tipo de comercio fotográfico enfocado principalmente  al visitante. Esto, como consecuencia, conllevó que estos establecimientos no estuvieran ubicados en el centro de la ciudad, sino que se localizaron dentro del mismo recinto de la Alhambra. Vendían fotografías de los rincones y monumentos de Granada y de la propia Alhambra, además de tarjetas postales -ese nuevo producto que comenzaba a despuntar- y, como tenían laboratorio propio, lo alquilaban también a esos pocos viajeros y turistas que venían con sus propias máquinas de fotos. Sigue leyendo

HEMEROTECA 1: OBITUARIO DE CHORROJUMO (1906)

[17]

“CHORRO É JUMO”

“A los ochenta años ha fallecido en Granada el rey de los gitanos, el famoso Chorro é jumo, que gozaba de una reputación universal.

Si hay quien se asombre de esta excesiva popularidad, recuerde que Chorro é jumo pasó casi toda su vida en la Alhambra, y que por allí han desfilado los curiosos de todo el mundo. Chorro é jumo se les ofrecía como cicerone, explicábales, a su modo, las históricas bellezas, les vendía interesantes fotografías y hasta les ofrecía su propio retrato en prenda de amistad o de gratitud por sus bondades pecuniarias. En su juventud, Chorro é jumo fue modelo de Fortuny. Sigue leyendo

II.- “Exposition Universelle de 1900. Le Palais de l’Espagne”.

La Exposición Universal de París de 1900 pretendió ser el mayor acontecimiento de divulgación comercial, industrial, cultural y de ocio del mundo, que sirviera de gran colofón del siglo XIX y señalara el comienzo de un optimista nuevo siglo, en un momento de paz entre las potencias europeas.  A los pabellones construidos por la organización dedicados, por ejemplo, a la navegación, a la horticultura o a la electricidad, se sumaron grandes atracciones como la Grand Roue (una noria gigante) o el Trottoir Roulant (un camino móvil que hacía un recorrido de más de tres kilómetros dentro del recinto de la exposición). Se idearon varios barrios temáticos (Le Vieux Paris, Andalousie au Temps des Maures… ) como zonas de ocio, y numerosos restaurantes y quioscos abastecieron de comida y bebidas a los asistentes. Sigue leyendo

biografía [a] pablo dümmatzen mühlbach: el editor longevo

 Se le puede considerar a Pablo Dümmatzen, sin duda, como el editor más longevo de la cartofilia española, ya que murió en Barcelona a comienzos de octubre de 1971, a los 93 años de edad y con más de 70 dedicados a la producción de tarjetas postales. Era natural de Hamburgo (Alemania), pero se tiene constancia de que a comienzos de 1900 ya estaba instalado en Málaga, donde se dedicó a fabricar o distribuir boquerones fritos enlatados, seguramente con una futura intención exportadora. Sigue leyendo

9.- HOTEL, DULCE HOTEL

xx1xxEn marzo de 1910, la aristócrata Inés Roca de Togores y Téllez-Girón recibió una postal en su domicilio madrileño, con un texto en francés que comenzaba así: “Querida Condesa, si el viaje ha sido bastante desagradable, la belleza de Granada me lo ha hecho olvidar”. Y es que, además, la amiga remitente estaba disfrutando de las delicias del recientemente inaugurado Alhambra Palace (“el mejor hotel de España y uno de los mejores del mundo”, decía un periódico nacional de entonces), como lo indica el haber utilizado para este mensaje una tarjeta postal promocional del mismo. Sigue leyendo

2.- COLÓN, PURGER Y GARZÓN

purger marca aguas

A Marcos Villaronga Maicas se le puede considerar, ni más ni menos, como una leyenda viva de la cartofilia española, siendo su colección de tarjetas postales (continuadora de la iniciada por su padre hacia 1900)  una de las más importantes y valiosas de las existentes en España. Fruto de esta labor coleccionadora, el mes de febrero pasado la publicación mensual Revista de Filatelia empezó a imprimir unos fascículos encartados en la misma, bajo el título Las tarjetas postales españolas editadas por Purger 1902-1905, a cargo del citado Villaronga, que es socio fundador y Presidente de Honor del Cercle Cartòfil de Catalunya. Se trata de un catálogo de la producción española de este editor alemán, en el que aparecen impresas todas o casi todas las imágenes de tales postales.

La extraordinaria empresa editora Purger & Co., instalada en Munich, para sus postales de vistas y costumbres de ciudades española buscó, en muchos casos, personas o empresas que colaboraran para tal producción de distintas maneras, ya fuera como editores o, en otros casos, como fotógrafos, depositarios, distribuidores o patrocinadores. A ver si algún día podemos saber cuál fue la verdadera relación que Cecilio Gasca (Zaragoza), Tomás Sanz (Sevilla)… o los negocios Madrid-Postal (Madrid), Librería General (Santander) o Papelería Catalana (Málaga), entre otros, tuvieron con el editor de postales tan coloristas. Lo fácil es pensar que los citados fueron simplemente los editores locales que Purger & Co. localizó para su producción española, pero creo que la relación que hubo con cada una de esas personas o empresas con las que tuvo negociaciones fue muy dispar, y eso será lo que los estudiosos de las tarjetas postales antiguas de cada localidad tendrán que discernir.

Seguramente que en el caso de Granada, el nombre que pudo haber aparecido escrito con esas letras de tinta gris tenue que usaba para identificar a los editores o lo que fueran, pudo haber sido Rafael Garzón Rodríguez, fotógrafo instalado en la Alhambra. Pero el trato no debió llegar nunca a buen puerto y la relación quedaría en la de suministrador de las imágenes que sirvieran de base para la producción tarjetográfica de Purger & Co. sobre Granada. Y es que se puede demostrar con un buen surtido de ejemplos que todas o buena parte de las fotografías con las que se elaboraron las “photochromickarte” del citado editor tienen como autor al mismísimo Garzón.

Como ejemplo, el de la postal arriba expuesta, realizada a partir de su fotografía numerada con la 181 y que tiene como título “Granada.  Monumento á Colón en el paseo del Sgarzón 181 intalón y Vista de Sierra Nevada”.

Se trata de una toma hecha desde alguna de las viviendas de la plaza del Humilladero, en la que se ve el monumento de Mariano Benlliure instalado en el cruce del ancho bulevar con la carrera de la Virgen. Se trata de una estatua de bronce, en la que la reina Isabel de Castilla, sentada en su trono, firma con Colón las Capitulaciones referentes al viaje de éste a las Indias, sobre un pedestal en el que hay unos relieves alusivos a la Guerra de Granada y al descubrimiento de América. Fue instalada en 1892 como parte de las celebraciones que en Granada se harían dedicadas al insigne marino en el cuarto centenario de su gran hazaña.  Digo “celebraciones” cuando al final se convirtieron en altercados, como consecuencia de la ausencia en la inauguración de este gran monumento en octubre de 1892 de las previstas presencias de la regente María Cristina y de Alfonso XIII (con seis años entonces),  que se debía haber producido primeramente el 16 de octubre, pasándose luego al 18,  más tarde al 19 y, por último, al 21. La excusa fue la indisposición del jovencísimo rey que,  juntamente con su madre, estaba en Sevilla celebrando la misma efemérides, y luego marcharían directamente a Madrid días más tarde. Miles de silbatos se vendieron para recibir sonoramente  a los tres ministros que asistirían como representantes del gobierno a la inauguración, por lo que la población granadina se sintió agraviada y, además, destruyó toda aquella decoración que se había preparado para el recibiendo real. Una masa vandálica quemó distintos fielatos de la ciudad y la tribuna regia frente al monumento, sin que éste fuera atacado en ningún momento.

Al  ser el punto de partida de esta postal impresa en fotocromo una fotografía, la imagen se puede manipular al preparar las piedras o planchas con la que elaborar el producto final. Es por eso que ha sido posible retocar a esas personas que han salido movidas al haberse hecho la toma fotográfica a una velocidad algo lenta. Así, tras el arreglo, la parte de la farola que tapaba el caminante ha sido arreglada, aunque al peripatético señor de la derecha no se le ha eliminado por completo.