II.- “Exposition Universelle de 1900. Le Palais de l’Espagne”.

La Exposición Universal de París de 1900 pretendió ser el mayor acontecimiento de divulgación comercial, industrial, cultural y de ocio del mundo, que sirviera de gran colofón del siglo XIX y señalara el comienzo de un optimista nuevo siglo, en un momento de paz entre las potencias europeas.  A los pabellones construidos por la organización dedicados, por ejemplo, a la navegación, a la horticultura o a la electricidad, se sumaron grandes atracciones como la Grand Roue (una noria gigante) o el Trottoir Roulant (un camino móvil que hacía un recorrido de más de tres kilómetros dentro del recinto de la exposición). Se idearon varios barrios temáticos (Le Vieux Paris, Andalousie au Temps des Maures… ) como zonas de ocio, y numerosos restaurantes y quioscos abastecieron de comida y bebidas a los asistentes.

 A pesar de los cincuenta millones de visitantes  que tuvo durante los siete meses que duró, para la mayoría de los establecimientos supuso un descalabro económico. Como obras definitivas quedarían para la posteridad el Petit y el Grand Palais, además del magnífico puente de Alejandro III.

Circulada de Lyon a Valence, aparentemente en julio de 1902.

Circulada de Lyon a Valence, aparentemente en julio de 1902.

Las más importantes naciones también edificaron sus palacios representativos, que fueron construcciones efímeras. El de  España se le encargó al arquitecto José de Urioste que,  huyendo de la costumbre de otras exposiciones anteriores que había utilizado como estilo el alhambrismo, tomó como referencia para su obra edificios renacentistas y platerescos, como el Palacio de Monterrey de Salamanca o la Universidad de Alcalá de Henares. La planta del edificio sería prácticamente cuadrada, pero con salientes en la esquinas, estando la torre mayor casi  separada de esa base,  pegando a la balaustrada que daba al río Sena y que, para no cortar el paso de los transeúntes que caminaban por el paseo ribereño, tenía un amplio cobertizo.

palais etrangers

Matasellada en París el 17 de julio de 1900.

Todos los pabellones de las naciones más importantes se construyeron en la orilla izquierda del Sena, en el Quai d’Orsay, entre el puente de los Inválidos y el de Alma. El orden en el que estaban situados era el siguiente: Italia, Turquía, Estados Unidos, Austria, Bosnia Herzegovina, Hungría, Gran Bretaña, Bélgica, Noruega, Alemania, España, Mónaco, Suecia, Grecia y Serbia. Una calle peatonal unía todos ellos en el borde del río, existiendo inmediatamente debajo una galería situada a poca altura del cauce y que daba también acceso a los sótanos de estos palacios nacionales, en los que hubo todo tipo de instalaciones, especialmente restaurantes. No muy lejana se encontraba la Torre Eiffel, construida para la anterior Exposición Universal parisina de 1889, y que tras el fracaso económico que supuso la de 1900, estuvo a punto de ser convertida en chatarra.

La imagen del pabellón español saldría en casi una centena de postales, en

Circulada entre ciudades francesas en 1903.

algunos casos como protagonista principal y, en otros, compartiendo la vista con los demás pabellones construidos en esa orilla izquierda. Lo curioso fue que en aquellas postales litográficas en las que el pabellón apareció dibujado casi siempre lo estuvo en un entorno idealizado, rodeado de una vegetación inexistente o en una trama urbana inventada. Así, por ejemplo, en una postal de título “Exposition 1900. Palais Espagnol”, con publicidad de Soude Cotelle pero de editor anónimo, se ve del pabellón la fachada principal, la que da al río Sena. Está perfectamente dibujada, incluso viéndose la galería que daba acceso a los sótanos, pero el cauce de río ha desaparecido por completo siendo sustituido por un amplio espacio por el circulan tranquilamente los transeúntes.

espagnePero entre todas hay una postal que destaca por su nula documentación al ser elaborada, que tiene como identificación de su autoría “Deposé 4177”, aunque otros modelos de esta colección vienen firmados por Sanard & Derangeon. En la viñeta de los dos soldados no sé si estos tienen el uniforme preceptivo del ejército, pero en la otra del que sostiene la bandera, ésta sí que no es la de la nación española sino la de la marina mercante (error, por otro lado, que ocurre en otras postales extranjeras en las que aparece nuestra bandera). Pero el gazapo más relevante es lo desfigurado en todos los sentidos que se ve el pabellón de España, que parece dibujado por alguien que se ha fiado de su mala memoria visual. Además, lo sitúa en una amplia explanada en la que, por supuesto, tampoco aparece el río Sena.

Durante algo más de la primera mitad del año 2013 estuve comprando postales del pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1900, además de buscando material documental con el que elaborar un estudio al respecto, actualmente en prensa. Así fue como encontré la web collyon.com, en la que el coleccionista francés Philippe Bournazel ponía a la vista sus distintas colecciones de objetos pertenecientes a grandes acontecimientos, principalmente de la Exposición parisina, su gran pasión, de la que exponía alrededor de 6700 documentos, prácticamente la mitad de ellos postales. Fue para mí un hallazgo relevante y en ella hice cientos de consultas. Desgraciadamente el señor Bournazel falleció el 23 de diciembre último.  Quiero que sirva este post como homenaje a su gran labor cartófila.

(Véase Carlos Pascual del Coso: “El pabellón español en la Exposición Universal de 1900”,  1º parte en Revista Cartòfila núm. 36, de abril de 2014, págs. 34-58)

Anuncios

4 pensamientos en “II.- “Exposition Universelle de 1900. Le Palais de l’Espagne”.

  1. Querido amigo, me gustan y disfruto mucho con los articulos que desarrollas, ojalá, durante muchos años los sigas haciendo, son fantásticos, y muy interesantes. Haces una labor muy buena, y culturál. Sigue así. Todos disfrutaremos de esta magia, tan buena. Gracias, y espero tu nuevo articulo.

  2. SOY NUEVO EN COLECCIÓN DE TARJETAS POSTALES,LE FELICITO POR TODA LA INFORMACIÓN QUE NOS APORTA PUES CONOCEMOS LA HISTORIA ANTIGUA POR PERSONAS COMO VD QUE INVESTIGAN Y DEJAN CONSTANCIA DE ELLO. SU TRABAJO TIENE UN VALOR IMPAGABLE. UN SALUDO. JOAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s